Las semillas feminizadas son las más demandadas por los cultivadores.

Son semillas que han sido desarrolladas especialmente para que no tengan cromosomas masculinos.

De esta forma, se asegura la planta que florece a partir de ellas, será femenina y podrá dar lugar a la aparición de cogollos llenos de resina.

¿Qué son las semillas de cannabis feminizadas?

Muchos cultivadores inexpertos, desconocen que las plantas de cannabis pueden tener varios sexos. Las semillas que nacen de forma natural, se consiguen simplemente cunado una planta macho fecunda a una planta hembra, y las semillas que nacen pueden ser masculinas o femeninas.

No obstante, de esta forma no existe una forma exacta de conocer al 100% qué semilla tendrá un sexo u otro, a no ser que la semilla sea cultivada. Es por ese motivo, que normalmente se germinan varias semillas regulares (más de las que se pretenden cultivar después) ya que cuando comiencen a crecer, deben de eliminarse las plantas macho y dejar solo las hembras.

Gracias a la venta online de semillas feminizadas, los cultivadores estarán seguros de que sucultivo será exitoso y tendrá el mayor rendimiento posible. Al comprar semillas feminizadas de marihuana, el 100% de las mismas van a dar lugar a un crecimiento de plantas hembras, por lo tanto, con las semillas feminizadas, el cultivo es mucho más fácil.

Ventajas de elegir semillas de marihuana feminizadas

Comprar semillas de cannabis feminizadas es la mejor opción para los cultivadores que buscan tanto un cultivo como un proceso de floración rápido y sencillo.

Son semillas que facilitan el cultivo, puedes una vez que comienzan a desarrollarse, el cultivador no debe de identificar los diferentes sexos y eliminar los machos.

Si no se localizan los machos a tiempo y se elimina, las plantas masculinas pueden polinizar a las femeninas, dando lugar a una cosecha de cogollos con semillas en su interior con una menor cantidad de tricomas. Hay que pensar que una planta macho puede fecundar a muchas hembras.

¿Cómo se crean semillas de marihuana feminizadas?

Cada planta de marihuana tiene la capacidad innata de producir flores machos y flores hembras. Esta capacidad es uno de los factores que hacen que estas plantas proliferen de forma exitosa en climas de todo el mundo. Esta gran característica de supervivencia no es solo útil para la planta, sino también para muchos cultivadores.

En lugar de ser producidas a partir de esporas masculinas con flores femeninas, las semillas feminizadas se crean al forzar a una planta femenina para que produzca polen y luego utilizarlo para polinizar a otra femenina.

Las semillas que se obtienen no poseen cromosomas masculinos, así que, al cultivarlas, las plantas darán lugar a plantas con crecimiento y floración femenino. Cuando esta técnica se encontraba en sus inicios, la cría escogida para dar lugar al polen masculino normalmente poseía un fondo genético que, de todas formas, era propenso a dar lugar a plantas hermafroditas.

Era sencillo que éstas se desarrollaran con los órganos reproductivos masculinos, mostrando las distintivas formas de banana.

Desgraciadamente, también podían transferir sus firmes tendencias hermafroditas a sus plantas descendientes. No obstante, actualmente, gracias a los diversos y significativos avances en la cría de semillas de marihuana feminizadas, se ha solucionado este problema.

Venta online de semillas de cannabis feminizadas

En nuestro catálogo de semillas feminizadas, disponemos de varias variedades de semillas de María feminizadas, que se pueden clasificar según el tamaño de la cosecha, el tiempo que tardan en florecer, la estatura, el precio, el tipo (si es de carácter índico, sativo o una mezcla), si son semillas feminizadas de interior o exterior, si ha sido premiada con una copa de cannabis, etc.